El 5 de Diciembre se conmemora el 58 aniversario del nacimiento de Camarón de la Isla.

Enrique Carbonell Ons ” Tio Quique” es presidente fundador de la peña Bajañí en Aragón. José Monje Cruz estuvo en Zaragoza con él en una fiesta privada y le marcó por su extraordinaria personalidad y sencillez, disculpen la extensión del texto que reproducimos pero fue un artículo que Enrique publicó en los días siguientes a la desaparición del maestro.

Ha muerto un genio y nacido un mito.
En los albores de la década de los años sesenta el flamenco estaba en decadencia y no era por falta de nuevos intérpretes porque jóvenes cantaores los había y muy buenos. Sín embargo debido al nivel obtenido de los grandes maestros del Cante . Mairena, Pavón, Caracol… hacía casi imposible mejorarles.
El flamenco necesitaba nuevas formas, nuevas ideas, una evolución en el cante y entonces apareció José Monje Cruz, que en paz descanse, para todos Camarón de la Isla. El dolor y la pena de su voz desgarrada que transmitía desde su nacimiento en un 5 de Diciembre de 1950.
Gitano por los cuatro “costaos”, orgulloso de su raza y sus tradiciones; fue sexto de una familia humilde de ocho hijos oriundos de la Isla de León hoy San Fernando , a escasos kilómetros de Cádiz.
Revolucionó el flamenco puro sabiendo plasmar la tragedía de su raza y dignificarla. Hombre de límpia mirada frágil cual cristal delicado de porcelana pese a haber conocer sínsabores desde muy pequeño. Sín embargo en su interior abarcaba un volcán lleno de sentimientos y misterios dispuestos a emerger en profundos quejíos y suspiros . Fue genialidad y duende a un tiempo.
José el princípe del flamenco con su garganta milagrosa que retumba las almas de gitanos y payos. Nadie podrá negarle su lugar privilegiado en “ el tablao “ de la gloria junto a los grandes maestros.
Ni la más avanzada medicina, ni fe pudieron evitar una muerte largamente anunciada. A partir de ahora se crea un vacío marcado por el “ mayor y más desconcertante cantaor de todos los tiempos”.
Recordando con nostalgia al niño Joselito jugando con las canastas de su madre Juana; el joven que cantaba en la fragua de su padre Juan Luis , el hombre junto a su fiel compañera “ Chispa” con sus cuatro chavorrós y el mayor Camarón cabalgando con su potro de rabia y miel.
“ No había más gitano, más flamenco, más gracioso, más elegante, más torero y más mítico”.
Un quejío en el silencio despide a José “Camarón” roto por un sobrecogedor llanto de una gitana dando comienzo al momento de pasar de Genio a Mito.
Enrique Carbonell Ons.( pte. Peña Bajañí Zaragoza)

1 Comentario
  1. eco 9 años

    garapatis(gracias) a saró elabeles
    (a todas personas) os siñelen piranos (que sean amantes) del flamenco. lachis molchive(feliz navidad)

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

©2017 Norte Flamenco.

Translate »

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?