Antón Jiménez + Las Jaleo.

Cultura

CRÍTICA MUSICAL

Los secundarios se hicieron protagonistas

Las Jaleo se encargaron de abrir la noche flamenca en el Centro Cultural del Matadero.
Las Jaleo se encargaron de abrir la noche flamenca en el Centro Cultural del Matadero. | VÍCTOR IBÁÑEZ
Compra esta foto en alta resolucion
Antón Jiménez cierra una nueva edición de la Primavera Flamenca de Huesca

JULIO GONZÁLEZ

21/05/2011


Vota
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
| Resultado
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos

HUESCA.- Los “secundarios” protagonizaron el cierre de la undécima edición de la Primavera Flamenca. En una noche cuyo cartel encabezaba Antón Jiménez, al que teloneaban Las Jaleo, los acompañantes de ambos sacaron la cabeza hasta hacerse principales.

La guitarra solista es un campo de grandísima dificultad y es que llenar un escenario sólo con las seis cuerdas es tarea titánica. El paso del acompañamiento al toque solista es abismal y la responsabilidad se multiplica. Por ello y también en busca de un espectáculo más coral y quizá menos intimista, la mayor parte de las veces los guitarristas reparten juego muy pronto entre el acompañamiento. Así lo hizo Antón Jiménez, que tuvo una aparición en solitario realmente prometedora y con personalidad en la que hubo que lamentar el murmullo en la sala por la entrada del público a destiempo, después del intermedio.

Pronto dio paso al grupo y el toque quedó ya inmerso en el conjunto, con bastantes bulerías, algo de soleá y la breve pero lucida aparición del oscense Tutero por taranta. Lo más brillante fue el baile que puso David Paniagua, que dio muestras de arte y poderío sobre las tablas, con técnica y frescura. En el cante El Ciervo dejó una voz muy flamenca y en algún momento se sufrieron problemas de sonido que solventaron los cantaores con oficio. Tampoco fueron menores las tonás que dejaron caer. Y en el cajón, estuvo un clásico de la percusión, Ramón Porrina. Acabó Antón Jiménez invitando al escenario al joven bailaor aragonés Chapi para cerrar la fiesta por bulerías y en el cante los oscenses Tutero y Raúl Giménez.

Si decía que los secundarios se habían hecho principales en la noche fue por la meritoria actuación del grupo que, más que acompañar, compartió tablas con Las Jaleo. La guitarra de Leo Najarro sonó espléndida y el tocaor incluso se atrevió con el toque solista con gusto y conocimiento. Ya había anunciado Luis Escudero que en el escenario se citaban ayer dos “camaroneros” de prestigio, como Tutero y David Tejedor, que gustó y que abordó soleá, alegrías, tangos y bulerías con acierto en todo momento, quizá demasiado pegado al repertorio “camaronista”, con el pro de una referencia magistral y el inconveniente de la pérdida de originalidad. La flauta de Rafa Rodrigo estuvo en su sitio y sonó flamenca y Josué Barrés puso el ritmo al cajón con acierto. Y Las Jaleo, Katia Carmen y Elena Elorri ofrecieron un baile menos racial que el de Paniagua, pero con gusto y un toque actual digno de reseñar.

Fuente: Diariodelaltoaragón.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

©2017 Norte Flamenco.

Translate »

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?